Felíz día de la Mujer!…. O un día cualquiera más?

CHICAS DE AVIGNON

“Hoy 8 de Marzo no se celebra nada… se conmemora la muerte de 120 mujeres que realizaban una huelga…. ” Reza un post de Facebook.

Felíz día! Dice un muchacho a su compañera de trabajo, y recibe de la misma una mirada fulminante y la siguiente respuesta… “Todos los días soy mujer”….

Como mujer uruguaya y latinoamericana, que ha tenido la posibilidad de formarse profesionalmente y compartir todos los ámbitos posibles (que me han interesado) con hombres, me da un poco de tristeza tanto el feminismo como el machismo exacerbado.

Hombres y mujeres somos diferentes, y ser diferentes no es ser menos ni más, es simplemente una realidad que hace posible desde nuestra reproducción como especie hasta el enriquecimiento que dicha diferencia produce en los ámbitos donde se planifica, toman decisiones y promueven acciones sociales, culturales, productivas y políticas de cualquier clase.

Sentimos, observamos, priorizamos, consideramos, y actuamos diferente. Ciertamente podemos hacer lo mismo en casi todos los ámbitos, pero lo haremos de diferente manera.

No somos iguales, ni deberíamos querer serlo porque en la diferencia está el valor propio de cada género.

Una mujer está orgánicamente constituida para producir y cuidar la vida, y tiene una fortaleza de espíritu que difícilmente se encuentra en el hombre, y que no pasa por realizar o no las tareas socio-culturalmente destinadas a la mujer. El hombre puede hacer exactamente las mismas tareas que nosotras, salvo parir, pero lo hará de forma diferente, con otras prioridades, con otras valoraciones y no por ello mejor o peor, simplemente diferente. La mujer en cambio, instintivamente realizará las  tareas que le son propias al género con más eficiencia puesto que ancestralmente desarrolló las habilidades necesarias para ello.

El hombre, está orgánicamente constituido para ser el proveedor en todo sentido, su fortaleza física le brinda la posibilidad de no necesitar más que su cuerpo para poder proveer de abrigo, y seguridad alimento a su prole. Con la diversificación de la producción a lo largo de los años, y con la inclusión en el mercado laboral de la mujer, un poco por necesidad (incremento de familias monoparentales) y otro poco por la universalización de la educación y por lo tanto la elevación de las posibilidades de la mujer de transformarse en proveedora adicional constatamos que la mujer también puede realizar las mismas tareas que el hombre, salvo las que dependen únicamente de la fortaleza y resistencia física, y también las realizará de forma diferente con otras prioridades, con otras valoraciones y no por ello mejor o peor, simplemente diferente. En las tareas de resistencia física, propiamente dichas, el hombre será más eficiente debido a su constitución.

La máxima “A igual tarea, igual remuneración” es un principio básico de la gestión de personas, en el ámbito laboral, no es un reclamo de género, nunca lo fue y no debe plantearse desde ese punto de vista.

No es coherente que quien reclama que se le pague igual que a los hombres, en base al supuesto principio de equidad de  género, pida también extensión de la licencia maternal, días para la realización de exámenes ginecológicos, etc. y flexibilidad horaria para ocuparse de los hijos,  destacando la diferencia existente entre los géneros.

No es coherente  que quien reivindica la igualdad de género, solicite una pena diferencial entre el homicidio y el femicidio, que plantee un derecho diferencial (progenitor-progenitora) ante la decisión de un aborto o el trato diferencial en el servicio público de transporte.

No somos iguales,  dejemos de plantear como mujeres, una posición que resulta indefendible por el simple hecho que no estamos dispuestas a ceder las oportunidades de beneficio por las mal planteadas reivindicaciones de género.

No somos iguales, y deberíamos plantear nuestras reivindicaciones respecto a las oportunidades laborales, legales, políticas  y sociales desde la desigualdad de género en lo que concierne a beneficios especiales, y desde la igualdad de tareas y tiempo de desempeño en lo que requiere a compensaciones.

El patriarcado (traducido “machismo”) en las sociedades latinoamericanas no es más que una condición antropológica como primates evolucionados que somos. La supremacía física del macho en casi todas las especies animales,  le hace el conductor y protector de la manada. Si bien hay unas pocas sociedades reconocidas como “matriarcales” (los Mosuo en China, Los Minangkabov en Sumatra, los Akan en Ghana, los Bribri en Costa Rica y los Gara en India, las mismas se originaron en forma accidental  por falta de hombres en la línea sucesoria y de allí el poder y la propiedad se comienza a transmitir por línea femenina en la mayoría de los casos, sin embargo, las funciones de los hombres en las mismas sigue las premisas de provisión y protección.

No hay nada que me enorgullezca más como mujer que las diferenciación funcional de género que hacen especial mi existencia y diario vivir como progenitora y cuidadora de mi familia, como proveedora y como creadora así como también las diferencias físicas que me permiten atraer, seducir y amar al hombre en ese juego maravilloso que constituye un pequeño eslabón de la cadena de vida y el infinito universo.

Y sí, es verdad, el 8 de marzo de 1857, en Nueva York, trabajadoras de la industria textil hacen la primer huelga para reducir las 12 horas diarias de trabajo y exigir un salario acorde al que percibían los hombres por igual tarea (60% más). Fatalmente el mismo día pero en 1908, 40.000 mujeres realizan una huelga con ocupación en diferentes fábricas, reclamando igualdad de paga y denunciando la explotación infantil. Se estilaba sellar puertas y ventanas por parte de los industriales para evitar robo de mercadería y en la Cotton Textil Factory, en Washington Square estalla un incendio que se cobra la vida de 120 luchadoras.

Desde  1911, el 8 de Marzo se celebra el día de la Mujer trabajadora y a partir de 1975, las Naciones Unidas establece dicha fecha como El día de la Mujer.

Aquí en Uruguay las mujeres han ido ganando terreno en los diferentes ámbitos y queda mucho por hacer respecto al logro de igualdad de oportunidades reales. Ni aquellas mujeres lucharon por la equidad de género ni ninguna mujer hoy en día puede exigir una condición que no es naturalmente posible porque implica perder la esencia de su valía.

Todos los días somos mujeres, correcto.

Todos los días merecemos ser reconocidas en nuestra valía, correcto.

Simplemente, un día como hoy nos permite compartir y recibir mensajes hermosos que hablan de todas las cualidades, fortalezas y debilidades y otros tantos chistes que despiertan sonrisas cómplices, y por qué no, algún obsequio simbólico y no tanto que nos permite reconocer la estima que despierta nuestra condición en quienes nos aman y con suerte también amamos, así que aprendamos a recibir, con naturalidad y alegría y a no generar conceptos que no son posibles sostener, como la equidad de género.

Hagamos valer nuestro género en su totalidad sin pretender nada más que lo que es justo,  vayamos, sin descanso, por las oportunidades que nos corresponden desde nuestro propio lugar y por nuestras propias cualidades, no por la comparación en más o en menos respecto a la de ellos.

¿“Y cuando es el día de los hombres”?… suelen preguntar ellos…. Creo que deberían tenerlo, y también que si no ha sido así es porque no lo han querido ya que El Día “de todo y cualquier cosa” existe….

Un aplauso y mi reconocimiento a la mujeres que luchan por la equidad de oportunidades desde el reconocimiento y la valoración de su género, desde 1908 a hoy.

Muy feliz día para todas!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s