En este último día del año, admito que no puedo…

brindis 2016

En este último día del 2015, como es mi costumbre, me propongo saludar a todos y cada uno de mis amigos, colaboradores y compañeros de diferentes rutas de la vida.

Soy una más de los millones de personas que desea expresar un mensaje digno de ser sentido por todos quienes lo lean, y sin embargo, tengo presente que es muy difícil abarcar las almas y sus circunstancias de una manera única.

En mi entorno más amplio, más allá del compuesto por mi familia, amigos cercanos y compañeros de trabajo, y del que tomo conciencia sobre todo gracias a las innumerables reuniones de despedida de este año que me han permitido detenerme de la vorágine de estos días e intercambiar con las personas que uno no trata cotidianamente, hay personas que realmente están felices por lo vivido en el 2015 y hay quienes han vivido el que llaman su peor año, unos querrán que el próximo año sea tan bueno como el vivido, y más!…otros querrán, que simplemente, sea diferente.

Dentro de las primeras por ejemplo, tenemos a aquellos que han encontrado un gran amor y se sienten plenos en lo personal, aquellos que han obtenido un buen reconocimiento laboral y por lo tanto han crecido profesionalmente o han obtenido buenos réditos económicos y disfrutan de un bienestar excepcional y se siente realmente satisfechos de sus esfuerzos, y hay quienes disfrutaron de la llegada a este mundo nuevas vidas, hijos, nietos y bisnietos, o sea, la ampliación y riqueza de su mundo afectivo.

En el otro extremo, tenemos aquellos que han enfrentado rupturas de sus relaciones de pareja o han perdido irreparablemente a  seres queridos y están afectivamente destrozados, aquellos que se han quedado sin la fuente de trabajo o el mercado que justificaba la producción de su empresa y a quienes embarga la más profunda desesperación, hay quienes enfrentan en sí mismos alguna de esas enfermedades crueles que les pone al extremo de su capacidad de lucha física y mental, y aquellos que, por motivos de caprichos de la naturaleza, lo han perdido todo, como, en estas latitudes,  los afectados por las inundaciones que en estos días y más allá de pasar estas fechas en una carpa del ejército, deberán encontrar la forma de volver a crear su entorno de subsistencia.

Entre ambos extremos, y como siempre, el continuo de la vida se luce con infinitas posibilidades de satisfacción o insatisfacción de quienes la transitan, y yo pretendo,  a través de unas simples palabras, abrazar a todos con un mensaje de alegría y esperanza para el año que se inicia…

Como tantas veces me ha pasado en la vida, debo reconocer que no tengo, humanamente, los recursos necesarios para cumplir con mi objetivo.

No tengo la palabra justa para todos y cada uno de los seres que me puedan leer, ni me es posible abrazar cálidamente a cualquiera de ellos si es que dicha palabra no existe.

También, quienes me conocen personalmente son testigos, que el no contar con los recursos para lograr mis objetivos jamás me detuvo de ir en pos de ellos. Cuando entiendo que no puedo lograr algo por mí misma con los recursos que me son propios, en cualquier ámbito de la vida, pido ayuda.

¿Quién dijo entonces que no tengo recursos?

Sí los tengo, y son casi infinitos!. Tengo  una enorme red que implica a cientos y cientos de personas que están distribuidas a lo largo y ancho de este pequeño gran mundo en el que vivimos. Y es así que, he pensado en ti.

Mi objetivo es que cada persona de este mundo reciba en este día la palabra adecuada para recibir el próximo año con alegría, esperanza e ilusiones, y en caso de que no sea posible encontrar el mensaje apropiado, que reciba un sincero y afectuoso gran abrazo que la reconforte y le haga sentirse amado y acompañado.

Cada uno de nosotros tiene un entorno limitado donde podrá cumplir con el objetivo pero esos entornos se vuelven ilimitados al transferir la consigna y sumarnos en el propósito.

¿Por favor, podrías ayudarme a cumplir con el objetivo para este fin de año?

Eres muy importante para mí y no tengo idea si dejas este 2015 con una gran sonrisa o con lágrimas en tus ojos, pero yo te estoy viendo desde mi alma plena de amor, compasión e ilusión. Te sonrío y quiero que de mis ojos salten a los tuyos las chispas de la alegría con que recibo este año que se inicia y brindo con mi copa llena de burbujas de esperanza para que se cuelen en tu alma y se multipliquen estallando y salpicando a quienes te rodean.

Sé que puedo contar contigo y tengo reservado desde ya tu lugar en mi equipo. No sabes la ilusión que me hace saberte a mi lado!.

Simplemente, muchas gracias y que este Nuevo Año sea todo lo que esperas y mucho más!

 

Esperanza no es lo mismo que optimismo. No es la convicción de que algo saldrá bien, sino la certeza de que algo tiene sentido, independientemente de cómo resulte.

Václav Havel (1936-2011) Escritor, dramaturgo y político checo.

Anuncios

Un comentario en “En este último día del año, admito que no puedo…

  1. En los mercados financieros existen dos extremos y como tales bien opuestos, miedo y codicia, pánico y euforias. Dichos extremos cuando se dan, son corto en el tiempo, pero de fuerte impacto, la mayor parte del tiempo transcurre entre dichos extremos, como en la vida vamos de los mejores momentos a los peores, ni genios en un caso, ni descalificados en el otro. En verdad el almanaque muestra un corte y nuestra necesidad de optimismo sin ingenuidad, nos marca la necesidad de los mejores deseos. Dicen que, “cuando el sabio señala la luna, el necio mira el dedo….”. Inicio de año, continuidad de la vida, demos lo mejor de cada uno y caminemos con la mejor predisposición, pensando que si nos toca algún extremo del péndulo, siempre somos responsables de lo que vivimos y no víctimas de aquello que nos sucede. Gracias amiga por tu rica reflexión…..Abrazo grande!! Que sea lo mejor para ti ;-))

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s