No mentirás, no omitirás, ni manipularás…….

Hace un par de días volví a escuchar personalmente un testimonio que no por ser reiterativo me deja de sorprender e indignar.

A un candidato que luego de una serie de entrevistas se le ofreció un salario determinado por un cargo que implicaba la realización de tareas administrativo-contables dentro de un horario acordado, el día que es efectivamente incorporado se le informa que el salario será inicialmente un 20% menor en función que se le capacitará en un programa informático en el que no cuenta con el suficiente conocimiento, el horario en que se desempeñará será otro al conversado por cambios de último momento, el cargo en realidad supone cubrir dos cargos, medio tiempo dedicado al que fue contratado y medio tiempo al cargo de recepcionista ya que la empresa no puede asumir los costos de ambos por separado en ese momento y además se le hace responsable por el cierre de la empresa a diario.

Por otro lado me manifestó que si bien firmó el contrato, donde no consta la opción de regularización del sueldo de acuerdo al condicionamiento planteado, nunca se le entregó copia del mismo. Al solicitarla unos días más tarde se le dijo que faltaba la firma del presidente de la empresa. Habiendo transcurrido ya más de un mes, aún no se regularizó dicha situación.

A la fecha, no ha sido capacitado en el programa que supuso la disminución del salario pactado ya que en este momento la empresa “no puede cederle el tiempo necesario para dicha capacitación” y se le ha pedido que “se vaya arreglando” como pueda. Los compañeros de oficina le comentaron que así había sucedido con otros compañeros y nunca habían recibido la capacitación ni la porción de salario condicionada a la misma.

Todo esto sucede en una importante empresa de plaza.

Que aún hoy existan empresas que prioricen sus objetivos en detrimento de la normativa vigente en derecho laboral y las necesidades básicas del personal que se desempeña en las mismas ya es malo de por si, además de ser un llano cuestionamiento y llamado de alerta  para los organismos de contralor de la seguridad social, tributario y fiscal, pero que existan profesionales de recursos humanos que se avienen a los intereses de las mismas avasallando los derechos de los individuos y enlodando la imagen de la profesión por su acción inescrupulosa es una realidad que quienes abrazamos esta profesión y nos esforzamos día a día por validar su función estratégica al interior de las organizaciones y la sociedad, no debemos permitir.

La gestión de reclutamiento de personas por profesionales que durante el proceso de reclutamiento, anteponiendo intereses personales y/o particulares de la organización para la que se desempeñan, mienten, omiten y manipulan información a efectos de atraer al candidato es una triste realidad.

Concibo la gestión de personas como un medio para el desarrollo integral de los individuos, entendiendo el mismo como crecimiento laboral y personal, y a través de dicho desarrollo el de las entidades donde los mismos se desempeñan.

El respeto y la dignidad de cualquier persona, cualquiera sea el proceso de gestión donde intervenimos, son derechos inalienables y no existen razones o justificaciones objetivas o subjetivas que pueda anteponerse a los mismos.

Ni un título habilitante ni un cargo jerárquico suponen la idoneidad suficiente para desempeñarse en una profesión, y mucho menos validan la intervención en procesos estratégicos donde los individuos desde sus expectativas y necesidades, quedan expuestos a merced de cuestionables intereses particulares.

Los principios éticos y morales forman parte del bien hacer de toda sociedad.

Las distintas profesiones aseguran el cumplimiento de los diferentes procesos necesarios para que la sociedad se desarrolle en toda su estructura, invistiendo a los individuos que las ejercen de un poder específico sobre dichos procesos y sobre los sujetos que participan en los mismos y cada profesión establece al interior del ámbito de su competencia la normativa ética que es propia en su accionar.

Manifiesto esta inquietud ante todas las entidades que nuclean a los profesionales y técnicos en gestión de capital humano respecto a la importancia de realizar una declaración expresa de la normativa ética que enmarca el desempeño de nuestra profesión, la obligación de sus miembros a suscribir la misma y como complemento, considerar la viabilidad de establecer Comités de Ética que analicen y, de corresponder sancionen, aquellos casos que se aparten de las mismas.

Dado el importante y creciente rol que tenemos hoy en día en las organizaciones y la sociedad, dignificar nuestra profesión y dotar nuestro accionar de la garantía de una regulación que fundamente la credibilidad y la confianza es más que una necesidad… es una obligación moral.

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a una conferencia brindada por el filósofo y educador colombiano Bernardo Toro sobre La ética del Cuidado como paradigma para el desarrollo y supervivencia de América Latina. Esta instancia me motivo a adentrarme un poco más en su trabajo y conceptos. En “Los principios de la Democracia” el cuarto punto refiere al Principio Ético y lo define así: “La ética hace posible la existencia de los derechos humanos y el cuidado de la vida, desde un proyecto de especie humana. La ética es el arte de elegir lo que conviene a la vida digna de todos. Es un proyecto de dignidad humana”.

Culmino este post con sus propias palabras.

“Somos ciudadanos a través de las organizaciones y son estas las que producen auto-regulación de la conducta de los ciudadanos y la protección de sus derechos”.

Buen comienzo de semana!

Anuncios

8 comentarios en “No mentirás, no omitirás, ni manipularás…….

  1. En mis casi quince años de gestión de equipos comerciales, donde participé activamente de todos los procesos de selección de ejecutivos y asesores comerciales, siempre estaba claro que, desde la primer entrevista, generar espacios de confianza involucraba a ambas partes y antes que nada, ser congruentes entre lo dicho y lo hecho era fundamental para iniciar un vínculo que siempre se pensaba fructífero para todos.
    Creo que a veces suele prevalecer en algunos “reclutadores” una suerte de “commoditización” (si se me permite esta expresión) del/los postulantes, que son un medio para el objetivo de buscar gente y cubrir vacantes, cuando debería ser el reclutador el medio para quien busca empleo, para algo tan digno como facilitar la gestión y análisis para que una persona pueda acceder y tener empleo formal.
    Muy oportuna la mención que haces Mónica al filósofo Bernardo Toro Arango, creo que en su Conferencia, hizo referencia a las empresas depredadoras, algo de eso se interpreta en tu mirada y valioso post.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu amable comentario y el aporte respecto a lo importante de generar espacios de confianza, y por lo tanto credibilidad y honestidad, así como la consecuente congruencia entre lo dicho y lo hecho. Imaginé ibas a apreciar la referencia a Bernardo Toro y es exacta tu inferencia sobre las empresas depredadoras como aquellas que no consideran como principio básico de su accionar, el cuidado, tanto de su entorno como de los seres humanos. Vuelvo a agradecer tus apreciaciones!

      Me gusta

    1. Gracias por la sugerencia Martín. Es delicado el tema de dejar en evidencia a la empresa por el hecho que la persona que me solicitó asesoramiento quedaría también expuesta y pondría en riesgo su empleo. Veremos como se van desarrollando los acontecimientos y si en algún momento se regulariza la situación planteada por lo menos con esta persona en particular. Si no sucede en un plazo prudencial la misma se desvinculará voluntariamente de la empresa. Lamentablemente no existe, como sugiero en mi post, una comisión o comité de ética donde poder trasladar este tipo de realidades para que intervengan con profesionales y empresas involucradas solicitando las explicaciones y descargos en cada caso así como la comunicación pública de los resultados por lo menos a quienes forman parte de la comunidad profesional. Aboguemos por la pronta formación de una organismo adecuado. Un cordial saludo y gracias por tu atenta lectura e interés en el caso.

      Me gusta

  2. Gerardo

    Coincido con la opinión de Mónica.
    Otra práctica usada son los “sueldos de captación”, te ofrecen un sueldo y después por razones que no fueron explicitadas durante el proceso de selección, la persona ingresada es omitida en las actualizaciones salariales, por ejemplo argumentando que debe tener 6 meses para poder acceder. Esto en épocas de alta inflación puede significar que quedas con un 20% o más, abajo de lo que se había hablado. O bien dan las actualizaciones pero son escalonadas y por razones de antigüedad o que el resto estaba muy desactualizado le dan el mínimo.

    Me gusta

    1. Gracias por tu aporte Gerardo. Efectivamente la que expones es otra manera de manipular las condiciones del empleo acordadas originalmente. No se que tan común es en Argentina, aquí en Uruguay tanto como resultado de los consejos de salarios como por la normativa laboral vigente, una vez establecido el sueldo contractual, no existe manera de manipular los aumentos salariales. Quien esté en planilla en el momento del aumento salarial debe recibir el correspondiente aumento. Un saludo cordial

      Me gusta

  3. Beatriz Caligiuri

    No mentir, no omitir, no manipular, debería ser el horizonte hacia el cual todo país y a nivel universal, tendría que apuntar. Pero que se puede esperar de ejecutivos y empresas inescrupulosas, que solo piensan en escalar a costa del sacrificio del asalariado. Al cual mienten, omiten y manipulan, para lograr sus objetivos. Tampoco puede esperarse mucho de un pais, (como lamentablemente el nuestro) donde los que tienen a su cargo la administración y las riendas del gobierno, hacen justamente eso,con quienes los han votado y los que no tambien, para perpetuarse en el poder. Formamos todos los ciudadanos una gran familia. Cada integrante, cumple un rol distinto. Pero en una vereda están los buenos, los honestos y en la otra, los que no sienten el menor respeto por la dignidad humana. Son aquellos, que la palabra ética, es un resabiogran dinosaurio que solo lo encontramos plasmado en un diccionario pero no en la vida.-
    Sería interesante, que existiera un tribunal de disciplina donde como existe para los profesionales (abogados p.ej) o como en el caso de padres alimentadores morosos, donde se registra a aquellos que no cumplen con sus obligaciones; de la misma manera, debería sancionarse a aquellas empresas, que viven a costa del trabajador pero vulneran los más sagrados derechos humanos, lesionando su patrimonio y su moral. Obviamente la Justicia Laboral, tendrá que hacer lo suyo, pero falta mucho todavía para que ésta, sea lo expeditiva, rápida, independiente y funcional y por ende sea una verdadera Justicia sin venda en los ojos.-

    Me gusta

    1. Gracias Beatriz.
      Te agradezco el tiempo dedicado a leer mi reflexión así como tu amable interés y tiempo en aportar tu valioso punto de vista sobre el tema.
      Como expreso, realmente y por suerte, casos como el descrito son mas excepcionales que normales, pero efectivamente siguen dándose situaciones indeseables como estas y mi inquietud es la existencia de una entidad que ademas de regular, fomente la prevención y tenga la capacidad de sancionar al interior de la comunidad de profesionales que se desempeñan en cualquier ámbito de la gestión de gestión de personas.
      Personalmente, creo que el Uruguay tiene un lugar de privilegio respecto a su contexto inmediato (America Latina) en lo que refiere al nivel de corrupción y evasión tributaria y fiscal. Son variables inevitables en toda estructura con sistemas económicos y políticos liberales, capitalistas y democráticos por la propia conjunción de intereses personales y públicos,de ahí la necesaria existencia de las instituciones de contralor que los mismos establecen, y creo que aquí los mismos ejercen su condición de manera bastante efectiva.
      Es un indicador de salud social el hecho de querer erradicar estas variables y por lo tanto mejorar la función de control de la sociedad sobre las organizaciones públicas y privadas y sin duda esta es una premisa siempre presente a nivel del colectivo de nuestro país.
      Cada quien desde el lugar que ocupa dentro del sistema debería velar por el cumplimiento de las normas éticas y morales que aseguran el bienestar y dignidad de cada individuo, la equidad, la procedencia de los procesos funcionales y el cumplimiento de los objetivos públicos y privados, en resumen por el desarrollo y una supervivencia digna y eficiente de la estructura social como tal. Un saludo cordial y nuevamente, gracias por tu aporte.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s