La única forma de tener éxito en un proceso de selección.

ImagenA los largo de este último año debo de haber leído unas tres  docenas de “recetas” o “manuales” correspondientes a la correcta postulación a un cargo, la forma de comportarse en una entrevista, la información que debe tenerse previamente, como contestar las preguntas con respuestas especificas, que decir, que no decir, como saludar, donde mirar y no mirar, qué hacer con tus manos, tus piernas, como te sientas,  como realizar las pruebas psicotécnicas, que dibujar, cuánto tiempo demorar, etc., etc.

Trato de ponerme en el lugar de cualquier persona que deba enfrentar la situación de la entrevista y manejar o controlar su cuerpo, lo que dice, como lo dice, el tiempo y la presión del lápiz en mi dibujo, mirando el reloj para ver si estoy en tiempo y no puedo más que sentir lástima y pavor ante la situación en que me encuentro. Que stress!!!

Alguien que efectivamente sea capaz de mantener una postura ajena a su propio yo y su naturalidad, un diálogo libretado y verosímil con independencia de las intervenciones de entrevistador y todo esto basados en el ideal teórico de diferentes  técnicos y profesionales, me inspira como evaluador una impresión temeraria. Podría ser un asesino serial simulando un inspector de investigaciones, un ladrón simulando un filántropo…vaya…. Obviamente quien logre efectivamente este cometido es  una persona de cuidado! Ser capaz de ser otro Yo, es una cualidad muy peligrosa y como responsable de una selección no querré hacerme cargo de incorporar una persona, que muestra solventemente algo que no es, en una organización que ha puesto su confianza en mí.

Alguien que haya estudiado todas las recetas y pueda y sepa aplicarlas con solvencia, podría quizás sortear la primera instancia, quizás alguna más, en un proceso de selección dependiendo de la experiencia del responsable del mismo, pero recordemos que los procesos de selección suponen varias instancias y varios evaluadores de diferentes aspectos de la persona y sus competencias. Difícilmente llegue al final el mismo.

Por otro lado, ¿Estamos buscando un lugar para nosotros, para desempeñarnos a nuestro gusto y donde sea posible evolucionar, crecer y asumir retos que puedan coronarse con éxito? o simplemente estamos “buscando un lugar”. 

¿Cómo haremos para seguir siendo el otro “yo” todos los días de nuestra vida dentro de esa organización si es que logramos el puesto pretendido? Deben imaginarse que toda su vida se reducirá a lo dicho y como fue dicho  en la entrevista de manera que no puede surgir ningún elemento que permita sospechar nuestra “trampa”. Deberemos “parecer” siempre lo mismo que parecíamos durante los 45 minutos de la entrevista, pero durante 8 o 9 horas todos los días y ojalá durante algunos años.

Vuelvo a ponerme en el lugar de alguien que haya sorteado exitosamente la entrevista con esas recetas y solo pienso…Que martirio!.

De todos modos, no es posible, salvo que la persona tenga alguna psicopatía, no hay manera que resulte, y si la tiene y no es descubierta a tiempo, volvemos a mi primera conclusión…Que peligro!

Si bien es importante que nos presentemos a una entrevista preparados, dicha preparación  no consiste en aprender “recetas” sino en tener mentalmente organizada nuestra forma de expresar nuestras competencias, nuestra experiencia y nuestro valor para un cargo.

Se trata simplemente de ser capaz de mostrar en un corto lapso de tiempo lo mejor de nosotros. Si lo que mostramos no es lo que están buscando y no nos va bien, será otro el lugar donde nos están esperando, pero si nos va bien, sabremos que somos capaces de brindar lo que se espera de nosotros y seguramente más y del mismo modo, que recibiremos lo que esperamos a partir de nuestro desempeño.

Nuestra primera tarea de preparación es ser capaces de realizar una hoja de vida o curriculum que refleje exactamente nuestra formación y trayectoria laboral y que el mismo contenga breve pero claramente toda la información que el reclutador necesite para evaluar si aplicamos o no a su proceso de selección. Debemos realizarlo con absoluta honestidad respecto a las fechas y contenidos del mismo, pues la mayor parte de la primera entrevista seguramente implicará una verificación del mismo y la ampliación de la información.

Nuestra segunda tarea es tener en mente roda la información que somos capaces de brindar respecto a nuestra formación y porque la elegimos, nuestras diferentes ocupaciones, las tareas que desempeñamos en cada una, nuestras responsabilidades y logros. Así mismo, es importante fundamentar los cambios entre las diferentes ocupaciones, cuáles fueron las motivaciones o los eventos que implicaron el cese de actividad en un lugar y el inicio en otro.

Nuestra tercer tarea es poder determinar cuáles son nuestras habilidades, esas que nos “hace” buenos para algunas tareas así como nuestras competencias, aquellos conocimientos y la experiencia que implican una capacidad especial para realizar eficientemente nuestro trabajo.

Nuestra cuarta tarea es analizar las virtudes y los defectos que tenemos como cualquier persona y la forma en que estos pueden afectar nuestro desempeño o relacionamiento interpersonal.

Estas tareas debemos realizarlas en el mismo momento en que decidimos la búsqueda activa de cualquier empleo.

Hasta aquí lo único que requiere “mi receta” es hacer un proceso de autoconocimiento y evaluación de algunos puntos que son claves para poder realizar una buena  entrevista.

Ante la oportunidad de una oferta de trabajo que me interese, lo primero que debo hacer es comparar todos los requisitos que la misma solicita y si efectivamente cuento con todos, si no es así, cual es mi posibilidad de adquirir esa condición faltante en el corto plazo.

Si no cumplo con todos ellos, las probabilidades de obtener una entrevista disminuirán en función directamente proporcional a la cantidad de requisitos que no cumpla.

Al responder la oferta, deberé demostrar mi interés en la misma: No mandaré un mail sin Asunto adjuntando el CV. No mandare un mail con adjunto y vacío de contenido, No omitiré incluir la información que la oferta solicite en cuanto a aspiraciones laborales, horarios de contacto, documentación probatoria de estudios o titulaciones, etc.

Cuando respondo a una oferta, si realmente me interesa el cargo, debo demostrar desde el inicio mi interés en el mismo, y esto implica que dirijo mi postulación específicamente a la empresa y a quien esta determine en el aviso con todo los datos necesarios para que puedan considerarme apto para el proceso de selección.

Una vez recibida la notificación de interés de la empresa, ya sea telefónicamente como por mail, debo manifestar mi agradecimiento y mi mejor disposición para contribuir en el proceso de selección.

El paso inmediato siguiente es informarme lo mas que sea posible de la empresa, su rubro, su trayectoria y todo lo que pueda serme útil, ya que esto nos permitirá visualizar como podría ser nuestra contribución, en el caso de incorporarnos, a partir del conocimiento que tengo de mis habilidades y competencias.

Llegado el día de la entrevista, mi aspecto y presencia demostrará también mi interés en causar una impresión favorable desde el primer encuentro. Deberé simplemente vestirme y arreglarme  como para asistir a una reunión importante, pero no mucho más formal de lo habitual para ir al trabajo. No debo parecer algo que no sostendré todos los días y durante un largo tiempo.  

Debo sentirme cómodo con lo que visto y como me veo. Mi cuerpo y sus movimientos lo dirán en seguida. Si uso ropa muy escotada, estaré seguramente subiendo el bretel o tapando con el pelo espacios que sé no deberían estar a la vista bajo esas circunstancias, si llevo corbata y no es usual, estaré permanentemente tocando el nudo o haciendo espacio entre mi cuello y el de la camisa, si la pollera es muy corta, estaré continuamente tirando de su borde hacia las rodillas, etc., etc. Estos comportamientos distraen al entrevistador y distraen nuestro cerebro de las cosas importantes donde debe estar puesto.

Y hasta aquí llega todo lo que puedo hacer previamente para conseguir mi empleo. Este ha sido todo” mi trabajo para buscar trabajo”,

Desde este momento en más habrá un diálogo entre mi verdadero yo, mi experiencia y competencias y mi forma de ser con las personas que evaluarán si soy yo la persona adecuada para cubrir la vacante desde todos los aspectos que consideren importantes.

Si todo resulta bien, pues………. Felicidades!, …He logrado mi cometido! He ganado mi lugar de desempeño, de acuerdo a mis expectativas, mi formación, experiencia  y condiciones personales. Ellos encontraron en mi persona la adecuada para el perfil del cargo. El éxito del proceso de selección es mi éxito personal.

Si en algún punto del proceso soy rechazado, debo comenzar nuevamente el trabajo de buscar trabajo, para lo cual es interesante obtener una devolución respecto a cuales fueron los factores en mí caso que determinaron la decisión de que no prosiga en el proceso de selección.  

Sé que no todas los consultoras o reclutadores facilitan dicha información pero si he logrado una buena impresión a las personas que me han entrevistado puedo solicitar por mail dicha devolución y si efectivamente he tratado con buenos profesionales, algunas palabras comentarán que puedan darme una pauta sobre si hay algo para mejorar en la información que he brindado, o mi formación o mis competencias  o en alguna característica particular de mi persona, que son aquellas variable donde seguramente puedo modificar o mejorar para próximos procesos de selección. O si simplemente la decisión ha considerado elementos totalmente ajenos a estos factores y son valorables para ese cargo en esa empresa en particular, para ese reclutador  o para sus directivos.

Muy buena semana para todos!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “La única forma de tener éxito en un proceso de selección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s